Se reunió la Internacional Socialista

Se reunió la Internacional Socialista

Bajo el lema “Por un mundo en paz, con igualdad y solidaridad”, se llevó a cabo los días 1, 2,3 y 4 de marzo, en la ciudad de Cartagena de India.

img_1310

Los primeros días de marzo, en Colombia, se reunió el Consejo y el 25º Congreso de la Internacional Socialista que nuclea a partidos socialistas, socialdemócratas y laboristas de todo el mundo. El Congreso fue inaugurado por el presidente del país anfitrión, Juan Manuel Santos.

Allí se renovaron autoridades y nuevamente fueron electos Giorgios Papandreu y Miguel Ayala como Presidente y Secretario General respectivamente. En cuanto a la membresía, el PS argentino mantuvo la categoría de miembro pleno.

En lo cuantitativo participaron 90 organizaciones partidarias y 250 delegados que durante esos días debatieron sobre los siguientes ejes temáticos: 1) Construyendo un mundo en paz; resolviendo conflictos y su prevención en el futuro. 2) Logrando mayor igualdad en la economía a nivel nacional y global; 3) Solidaridad dentro y entre naciones: un pilar fundamental de nuestra internacional.

Como habitualmente acontece en los congresos de la IS, hubo pronunciamientos sobre las distintas realidades regionales y de solidaridad para diferentes lideres políticos que sufren persecución política, destacándose en particular iniciativas sobre Puerto Rico, Palestina,  Venezuela, Mauritania, Mèxico y el genocidio armenio

El Partido Socialista tuvo una activa participación tanto en la reunión del Consejo como en el pleno del Congreso y concluyó con una exposición que hizo eje en los desafíos que se presentan para afianzar la agenda política y los principios rectores del socialismo, a partir del avance de las fuerzas de derecha, neoliberales y populistas y de las grandes transformaciones que se están produciendo en este tiempo.

Sin perjuicio de lo expuesto, existe de nuestra parte y de otras fuerzas políticas  una marcada preocupación por el funcionamiento de la IS, su sostenimiento presupuestario y por la pérdida de representatividad e identidad que se advierte en los últimos tiempos.